«El que venga a mi, no tendrá hambre, y el que crea en mi no tendrá nunca sed.» (Jn 6,35)

Imagen de estilo barroco, datada en torno al siglo XVII, de autor desconocido, que sin duda es la más antigua de todas las que estuvieron en la Iglesia de la Resurrección. No podemos datar la fecha de adquisición ni su autoría, pero podemos defender por varios motivos que es la imagen que proporcionó desde el principio el nexo de unión para nuestra Corporación. 


Nuestra Señora del Mayor Dolor

Casi con toda seguridad fue la primera imagen que llegó al Hospital de la Resurrección de Diego Álvarez de Bohórquez, puesto que si las primeras noticias ciertas que tenemos corresponden a la segunda mitad del siglo XVII y desde entonces a nuestros días no aparece la adquisición de la imagen de nuestra Señora, podremos concluir que esta fue anterior a 1650, incluso a 1640 año en el que se fundó la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, por razones que relataremos en otra ocasión.

En 1698 al inventariar los bienes que la enfermera sucesora de Francisco Miguel Palomino, María Jiménez, que durante 14 años trajo al mismo, se menciona la adquisición de una Corona para Nuestra Señora entre otras pertenencias de las que destaca la adquisición de las Potencias para el Santísimo Cristo de la Flagelación que actualmente se conservan. Esta corona no es la actual puesto que consta que en 1717 se adquirió la que hoy en día conserva por 1035 reales.


Corazón Doloroso de María 1.725

Al cambio de advocación a Nuestra Señora de los Dolores, sin duda contribuyó la donación de 600 reales de D Juan Peláez de Alarás, presbítero, para el corazón de Nuestra Señora de las Angustias. Dicho corazón, que conserva, atravesado con siete espadas, los fuegos artificiales y la misa cantada, con sermón y Salve de los Viernes de Dolores, influyeron en el cambio. El pueblo siempre ha dado y da a Nuestra Señora el título de Virgen de los Dolores, a pesar de las diversas advocaciones que se le han atribuido, de Angustias, Amparo, y Mayor Dolor. 


Tanta era la devoción que la Venerable Orden de Siervos de María Santísima de los Dolores llegó a establecerse en la Iglesia de la Resurrección en 1775. De esta Congregación, queda en la iglesia un pequeño cuadro de la Dolorosa, cobijando bajo su manto a los siete santos fundadores de la Orden de los Siervos de María.


Cuadro de la Dolorosa cobijando a los siete
santos Fundadores de la Orden de los Siervos de María

Definitivamente en los años cincuenta del pasado siglo se adopta por los reorganizadores de nuestra Hermandad, quizás por razones obvias, la advocación actual de Nuestra Señora del Mayor Dolor, decisión que en un futuro podría ser modificada de nuevo para que adopte la de María Santísima de los Dolores como pide su Historia. Su actual estado se lo debemos a la magnífica restauración a la que la sometió D. Ismael Rodriguez Viciana-Buzón  en los años 90.



Galería fotográfica de Ntra. Sra. del Mayor Dolor


 
Cofradía de la Resurrección - Bornos (Cádiz) - © 2017. Reservados Todos Los Derechos. Adaptada por PBJ
Ir Arriba